no image

El robo de holandés: un conductor ebrio y dos de los faroles del poste

La policía holandesa de lelystad interesa el viejo Renault Twingo, en la azotea de la cual se encontraban dos de los faroles de un poste. Como resultado de la inspección se haya aclarado la masa de detalles interesantes.

Al principio, el viejo субкомпакт Renault Twingo, en la azotea de la cual se encontraban dos enormes los faroles de la columna, despertó el interés de los usuarios de la carretera. Ellos se apresuraron a informar a la policía de un coche, que apenas se movía por la carretera, poniendo en peligro a otros usuarios de la carretera.

La policía reaccionó rápidamente y detuvo el coche. Como resultado de la inspección se supo que el conductor de un atraso de derecho, la inspección terminó a finales del año pasado, el coche no es seguro obligatorio. Además, el conductor se negó a someterse a las pruebas en estado de ebriedad, y posteriormente se descubrió que él también ha salido con el de la gasolinera, sin pagar por el combustible.

La policía busca al propietario de la старенького Citroen 2CV, un tiempo буксировавшего la máquina al ladrón.La policía busca al propietario de la старенького Citroen 2CV, un tiempo буксировавшего la máquina al ladrón.

El conductor confesó que realmente ha robado postes de alumbrado, pero no quiso decir nada más detalles. Finalmente se fue a la carcel, y su obra se ha ocupado de la policía. Ella actualmente está ocupada por el hecho de que la búsqueda de cómplices de esta pícara en su ejecución de robo: en algún momento Twingo ha parado y un tiempo буксировал… un viejo Citroen 2CV.

El vehículo confiscado, y más monte-грабителю amenaza con bastante larga prisión.

  • Con los materiales de la rúbrica de “Incidentes” se puede consultar aquí.

Foto: la policía Лелистада, Facebook.

Залишити відповідь